CaixaBank, una banca 100% neutra en emisiones con Clean CO2

CaixaBank, una banca 100% neutra en emisiones con Clean CO2

CaixaBank ha convertido la lucha contra el cambio climático en un pilar básico en su Plan de Banca socialmente Responsable. Calcula anualmente su huella de carbono y, desde 2013, compensa las emisiones corporativas a través de la marca Clean CO2. El cálculo y la compensación forman parte del Proyecto Carbon Neutral de la propia entidad donde también se contempla la reducción de emisiones y la compra de energía renovable.

Hasta el año pasado, CaixaBank compensaba parte de las emisiones, pero en 2018 dio un paso más en su compromiso por el medio ambiente y compensar la totalidad de las emisiones calculadas de 2017. Gracias a ello se convirtió en el primer banco del Ibex35 neutro en emisiones. Y este año, con el objetivo de conservar el estatus de la neutralidad, vuelve a compensar todas las emisiones calculadas de gases de efecto invernadero generadas con su actividad durante el año 2018, tanto de los servicios centrales como de la red de oficinas.

El total de emisiones compensadas por la actividad del año 2018 de CaixaBank es de 27.334 toneladas de CO2 y la compensación se ha efectuado mediante la compra de 27.284 créditos de carbono de un proyecto de producción de energía mediante deyecciones ganaderas en México de la cartera de Clean CO2 y 50 toneladas de CO2e se han compensado a través de los dos bosques ubicados en Montserrat (Barcelona) y Ejulve (Teruel) que se encuentran como proyectos de reducción de emisiones propios de CaixaBank registrados al «Registro de huella de carbono, Compensación y proyectos de absorción «impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO).

Los proyectos propios de CaixaBank consisten en la restauración de terrenos quemados en el julio de 2016 en Montserrat y el año 2009 en Ejulve. En Montserrat, la actuación se hace en una parcela de 11,1 hectáreas con una plantación de 4.500 árboles de especies autóctonas donde se prevé una absorción de 812 toneladas de CO2 durante los 40 años de permanencia de la plantación. A Teruel en el bosque de Ejulve se reforesta una extensión de 4,9 hectáreas con la plantación además de 2.400 especies nativas robles, serbales, pinos silvestres y pino negro. Adicionalmente se acciones de replantación con voluntarios para ayudar a sensibilizar de primera mano.

En cuanto al proyecto de la cartera de Clean CO2, se llama «Sonora AWMS GHG Mitigation Project MX05-B-03» y consiste en la instalación de digestores anaeróbicos en las granjas porcinas del noroeste del país, al estado de Sonora. Los digestores anaeróbicos están alimentados con los efluentes porcinos y capturan y combustiones el biogás resultante para generar energía. Se trata de un proyecto certificado bajo el estándar VCS.

Gracias a este proyecto se mejora la calidad del suelo y del agua subterránea con el control de las deyecciones, se contribuye al desarrollo económico y social de la región a través de la creación de oportunidades de empleo para la fabricación y el mantenimiento de las instalaciones, se proporciona una nueva fuente de ingresos y energía verde y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero al no consumir energía generada con combustibles fósiles.

Con esta acción, CaixaBank ha conseguido el Certificado y Sello Clean CO2 Certified, como acreditación de la neutralidad de sus emisiones del año 2018.