Malawi Borehole Project

La actividad del proyecto consiste en el suministro de agua potable a las comunidades locales de los distritos de Dowa y Kaungu en Malawi a través de la rehabilitación de los pozos de la comunidad. La falta de agua potable junto con la falta de saneamiento y la higiene, mantiene a las personas más pobres del mundo en la pobreza. Las mujeres y las niñas son las más afectadas, con una gran parte de horas desperdiciadas para transportar agua no potable. En los distritos del proyecto, alrededor de la mitad de las comunidades rurales, viven sin agua potable.

Esta situación se ve agravada por el hecho de que alrededor de una tercera parte de los pozos están inutilizables. Sólo una de cada cinco personas con acceso a un wc, con lo que la defecación al aire libre es común. Ante esta situación, las familias de estas comunidades tienen la opción de beber agua contaminada, o hervirla y purificarla. Con consecuencia, el proyecto está ofreciendo un sistema de saneamiento de agua potable a 450.000 personas en todos los distritos.

BENEFICIOS

Ambientales

  • Ayudará a reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de su vida útil.
  • Ayudará a reducir el uso de la biomasa no renovable de los bosques, asistiendo con la preservación de las existencias forestales existentes, protegiendo los ecosistemas y los hábitats de la vida silvestre.
  • La protección de los bosques asegurará el mantenimiento de las cuencas hidrográficas que regulan los niveles freáticos y previniendo las inundaciones.
  • Un reducción del consumo de leña reducirá la deforestación y por tan reducirá la erosión y la pérdida de nutrientes.

 

Sociales

  • Se reducirá el tiempo de recolección de combustible de madera para las viviendas familiares.
  • Se reducirá la cantidad de contaminantes en el interior de las viviendas por la quema de biomasa. Se emitirá menos CO2, CO y partículas, con lo cual reducirá la probabilidad de enfermedades respiratorias. Tendrá un gran impacto positivo en la salud de las familias.
  • Se necesitará menos tiempo en la cocina con el cual permitirá una mayor oportunidad con concentrarse con otros trabajos de la casa y el cuidado de los niños.
  • Mejorará la seguridad en las viviendas, reduciendo las heridas y quemaduras.
  • Beneficiará la economía rural al proporcionar puestos de trabajo a las instalaciones, así como también proporcionará personal de educación comunitaria.
  • Los costos por la compra de combustible se reducirán y permitirá que se invierta más en alimentación, atención médica, educación, etc.

Más información:

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.